La mala suerte

La ganadería de Dolores Aguirre no lidiaba en Madrid una corrida desde el 2010. Alberto Lamelas saludó una ovación y Rafaelillo lidió con el lote más peligroso
Jesús Cano Melgarejo

En la vida hay rachas malas y rachas buenas, y en las malas es donde se debe demostrar la fuerza mental de las personas. Rafaelillo es un hombre con una capacidad psicológica grande. Esa virtud le sirve para sobreponerse a todas las adversidades que a menudo se le presentan en la plaza. El diestro murciano se esfuerza sin medida cada vez que torea, jugandose la vida con transparencia. No tuvo suerte Rafaelillo ayer en Las Ventas

Su lote no sirvió. Pero, aunque los toros de Dolores Aguirre no le permitieron triunfar, el esfuerzo realizado si le sirvió para dejar su sello de torero honrado y dispuesto.

Ficha del festejo_corrida Dolores



En Noticias

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar