David Fernández se hace de nuevo con los Monteviejo

El novillero de Cehegín, que debió pasear la oreja del segundo de su lote, vuelve a demostrar su versión más comprometida con la Feria Taurina del Arroz de Calasparra
Antonio José Candel / Foto: Toromedia

Regresaban los patas blancas de Monteviejo al coso de La Caverina con toda la expectación posible y con el compromiso de inaugurar la XXVIII Feria Taurina del Arroz. Y consiguieron, sin lugar a duda, responder a las exigencias suscitadas entre los aficionados con un encierro noble –no tonto—, exigente y con muchas opciones sorteado por los espadas Mario Palacios, David Fernández y Mario Sotos.

Rompió plaza Mario Palacios con ‘Ronda’, un novillo que le regaló un corto viaje en el saludo capotero y al que tuvo que llevarlo toreado sobre los pies. No fue fácil encontrarle el sitio y las distancias. Embistió con nobleza, aunque sólo por el pitón izquierdo y acusando la falta de fortaleza. Echó los vuelos por delante en uno naturales muy sinceros, de frente, antes de irse a por la espada. Dejó una estocada trasera que necesitó del uso del descabello.

Al cuarto del festejo, ‘Gambita’, lo recibió con una larga cambiada que mantuvo el suspense hasta el definitivo encuentro entre el burel y el capote del espada. Palacios brindó al aficionado José Antonio Miranda y la plaza agradeció de forma unánime el gesto del novillero. ¡Bravo! Lo más contundente de este capítulo llegaría casi en su ocaso gracias a la importante quietud con la que Palacios descubrió su responsabilidad con respecto a la feria arrocera. Los aceros empañaron la actuación del novillero.
3391_mario palacios
David Fernández regresaba a La Caverina con la intención de revalidar el triunfo cosechado la pasada campaña en el coso calasparreño, también ante ejemplares de Monteviejo. Y el ceheginero consiguió cumplir con buena parte del propósito. Dos faroles de rodillas fueron el preludio de un saludo con verónicas auténticamente sentidas a ‘Pasodoble’. El de la divisa morada y verde embistió con clase y dulzura. Su fijeza, calidad y transmisión fueron sus grandes virtudes; la falta de fuerza su talón de Aquiles. Un novillo de triunfo. Lo entendió David y lo meció en su engaño con mucha suavidad. Le ofreció tiempo. También distancia para hilvanar una serie magistral por el derecho. Con mucha rectitud y de nuevo en el cite de largo, cuajó otra serie por el izquierdo que puso de acuerdo a toda la plaza. Tras la estocada, que cayó un poco caída, tuvo que recurrir a un golpe de verduguillo.

El temperamento torero de David Fernández ha sido durante toda su carrera su más clara seña de identidad. Y él lo sabe. Salió con toda su artillería desde la larga cambiada de rodillas en la puerta de chiqueros, enlazada con otras torerísimas verónicas de muñeca de ballet. Como ante su primero, las ganas por ordenar la lidia sobresalieron en su actitud. Brindó al empresario Pedro Pérez ‘Chicote’ para después citar a ‘Gaditano’ y someterlo por bajo. Auguraba buena condición, pero su limitación en los cuartos traseros imposibilitó el luciminto necesario para romper la tarde. Se vació el de Cehegin y con un cierre muy torero pasaportó a su antagonista. Fuerte petición que no fue acogida por el usía.
9338_david natural
El tercer parlamento estuvo empañado por la nefasta actuación de Francisco Javier Elena, picador de la cuadrilla de Mario Sotos. Fatal la gestión del tercio de varas por parte del ‘jinete’. El espada tuvo que medirse a un novillo que tuvo muchas teclas. La primera de ellas: la fijeza. Distraído el de Monteviejo en los primeros compases de la lidia, el conquense consiguió someterlo hasta que lo hipnotizó en su muleta. Sotos, ventajista, solo encontró acople en las postrimerías de su labor. Aunque pinchó antes de sembrar una estocada en todo lo alto, el presidente concedió la oreja al espada y premió con una incomprensible vuelta al ruedo al novillo. No fue el de más cualidades del gran encierro.

De bella estampa era el Monteviejo cierra plaza pero, inválido, fue condenado por el pañuelo verde. En su lugar saltó un sobrero de Santa Teresa, feo hasta la saciedad y que no albergó ningún son de toro bravo. Fue pitado en el arrastre y ovacionado Mario Sotos.
8090_mario sotos
Para hoy, lunes 4 de septiembre, novillos de Villamarta para Jesús Enrique Colombo, Andy Younes y Jorge Rico.

- Ficha del festejo:

Plaza de Toros de ‘La Caverina’. Novillos de Monteviejo, muy bien presentados y manejables en conjunto. El tercero, de nombre ‘Batanero’ y negro lucero de capa, premiado con la vuelta al ruedo. El sexto fue un sobrero de Santa Teresa, de nulas opciones.

Mario Palacios: ovación tras aviso y ovación tras aviso.
David Fernández: oreja tras aviso y vuelta al ruedo tras petición.
Mario Sotos: oreja y ovación.

En Crónicas

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar