Antonio Nazaré y Fiiberto Martínez abren la primera puerta grande de la temporada en la Región de Murcia

Ambos espadas consiguen pasear dos orejas por coleta. El rejoneador Óscar Mota, con un apéndice del ejemplar de la ganadería de Mollalta que lidió, completó el cartel. Se guardó un minuto de silencio por la muerte del niño Gabriel
Antonio José Candel / Foto portada: Paco Sastre

La V Feria Taurina ‘Villa del Toro’ ha venido a demostrar lo realmente trascendental que es para Blanca envolver a este mini ciclo en un cronograma cultural de cierta relevancia. La Concejalía de Festejos del consistorio no ha respondido ni con capacidad ni con ideas a esta exigencia y –claro— la entrada a la corrida de toros mixta que ha coronado la celebración de la feria se ha resentido con una demanda muy por debajo de lo necesario para prolongar un proyecto taurino que hace despertar a la temporada taurina en la Región de Murcia.

Luego, la labor de los tres toreros que se han dado cita en la portátil blanqueña ha sido dispar. La faena del rejoneador Óscar Mota se ha visto empañada por una lluvia que, en tan solo unos minutos, obligó a huir al aficionado de los tendidos en busca de refugio. Antes de este chaparrón, el jinete conjugó su actuación entre las galopadas desairadas y un toreo a caballo sin la preciada solvencia como para hacer que aquello calara, y nunca mejor dicho, entre los presentes. Una oreja fue el premio a su voluntariosa labor.

Desafortunada fue la primera actuación de Antonio Nazaré. El de Dos Hermanas –que inauguraba su temporada española después de dejar su impronta en la venezolana Feria del Sol de Mérida— no encontró ni el lugar ni el modo para someter a un serio ejemplar de Mollalta. Aunque es cierto que el viento molestó, el trasteo careció de sustancia y la estocada, trasera y tendida después de un pinchazo, silenció al respetable.

El cuarto del festejo, segundo de su lote, se movió con cierta codicia en el capote del sevillano. Precisamente sería esa codicia la que le permitiría ornamentar un muleteo con cierto reposo por el pitón derecho, al que le buscó las vueltas sin demasiado brillo. La estocada, aunque un pelín tendida, permitió el triunfo del matador: dos orejas

Filiberto Martínez volvía a Blanca con la intención de arrancar un 2018 que promete ser ilusionante para el matador de Calasparra. Precisamente, uno de estos motivos para la ilusión es su nueva relación de apoderamiento con Óscar Fernández, persona vinculada a la empresa Chipé Producciones. A él le brindaría la muerte de su primer toro de la tarde. El negro, serio por delante, recortaba desde los primeros lances con el capote su recorrido por el pitón izquierdo. Aunque brusquito y sin entregarse en ningún momento tampoco por el derecho, el de Calasparra lo pudo embutir en su muleta firme y sin titubeos. La espada, una vez más, volvía a lastrar su esfuerzo: ovación tras aviso.

Con el cierra plaza, que embistió largo, encadenó una serie de vistosas verónicas. En la muleta resultó ser otro toro con codicia. Quiso embestir, aunque no por abajo y eso desinhibió por momentos las capacidades del matador. Aun así se rehízo, anduvo con sinceridad y, aunque solamente le faltó algo más de transmisión para redondear su nota, fue merecedor de los dos apéndices tras matar de casi entera en buen sitio.

- Ficha del festejo:

Plaza de toros portátil de Blanca. V Feria Taurina ‘Villa del Toro’. Un tercio de entrada en los tendidos. Se lidiaron astados de Mollalta para:

El rejoneador Oscar Mota: oreja en el que mató.
Antonio Nazaré: silencio y dos orejas.
Filiberto Martínez: ovación tras aviso y dos orejas.

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido en Níjar (Almería) el 27 de febrero.

En Crónicas

Comentarios:

#1 Pedro: mejor será q se centren en mejorar l feria d agosto. muy muy descafeinada sta 5ª ft villa del toro. muy descafeinada. Una pena para lo q un día fue

El 12-03-2018

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar