Desde ‘Mi Cartagena Taurina’...

La historia está plagada de toreros socialistas, anarquistas, comunistas, independentistas y republicanos; tal es el caso de Juanita Cruz (republicana) entre otros; y si hablamos de aficionados y sus convicciones políticas, podemos poner como ejemplo a Lluis Companys
Francisco Vera es presidente del Foro Taurino Cultural de Cartagena

La cultura en la Tauromaquia está un tanto convulsa por la situación política y, es que de siempre, los toros nunca tuvieron tintes políticos. La historia está plagada de toreros socialistas, anarquistas, comunistas, independentistas y republicanos; tal es el caso de Juanita Cruz (republicana) entre otros; y si hablamos de aficionados y sus convicciones políticas, podemos poner como ejemplo a Lluis Companys que siendo el líder de la izquierda republicana en Cataluña, se le vio presidiendo un festival taurino en la Monumental Plaza de Toros de Barcelona cuya recaudación fue a beneficio de las milicias antifascistas y los hospitales de sangre. Companys apareció presidiendo el palco con la marcha de 'Els Segadors'. Federico García Lorca (creo que no levantaba sospechas de ser de derechas) era íntimo de algunas figuras del toreo de la época como Ignacio Sánchez Mejías hasta el punto que creó una frase que aún a día de hoy (aunque le pese a ciertos sectores de la política mal entendida) se conserva en la historia cultural y taurina del poeta, y decía esto: “LOS TOROS SON LA FIESTA MÁS CULTA QUE HAY EN EL MUNDO”. Poco después fue fusilado.

Esto va a colación de la prohibición de los toros en Cataluña, sobre todo por la aberración y el radicalismo que no se ajusta a la realidad por parte de los antisistema, separatistas que no conocen ni su propia historia. Una vergüenza para sus antepasados que si levantaran la cabeza se avergonzarían de estos mediocres pseudopolíticos que ignorando su propia historia y a quienes dejaron su legado, se 'cargan' de un plumazo los toros en Cataluña inventándose que son patrimonio del régimen de Franco para justificar lo injustificable, como si los toros no fueran parte de su patrimonio cultural. Barcelona es la única ciudad del mundo con tres plazas de toros de primera. Hoy no hay ninguna gracias al régimen 'fascistoide' que gobierna Cataluña.

¿Y ahora qué? ¿Otra vez con el corazón en un “hilo” con el cambio de gobierno? ¿Qué pasará con los toros? Y es que a “perro flaco todo son pulgas”. Así está el panorama taurino español.

¡Que Dios reparta suerte!

En Opinión

Comentarios:

#1 Anónimo: Paco ablas muy bien

El 10-06-2018

#2 José Marin: Muy acertado y documentado tu artículo.Enhorabuena.

El 10-06-2018

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar