La Asociación Taurina ‘El Quite de Calasparra’ muestra su malestar con respecto a la corrida del ‘Día de Los Santos’

La entidad que preside Enrique Pérez ha denunciado a través de un comunicado algunos aspectos relativos a la tradicional corrida de toros
Antonio José Candel / Foto: Pedro Navarro Laforet

La parsimoniosa arrogancia con la que Cayetano deambuló el pasado lunes durante la tradicional corrida del ‘Día de Los Santos’ en Calasparra no iba a ser ni perdonada ni olvidada de manera gratuita. No, allí no. La tomadura de pelo mediática a la que muchos rinden pleitesía no iba a sobrevivir por aquellos fueros porque allí los tendidos están repletos de aficionados (¡ojo!) a los toros, y eso hoy es una bendita rareza.

De poco o de nada sirve el meritorio esfuerzo que desarrollan a lo largo del año entidades como la Asociación Taurina ‘El Quite de Calasparra’, el Club Taurino de Calasparra o la empresa Chipé Producciones si luego, por el capricho de la figura de turno, la teoría bien aprehendida no se justifica con la acción reproducida sobre el albero.

Aunque si es cierto que esta tradicional fecha taurina se escuda bajo una simpatía distinta a la enarbolada durante la Feria Taurina del Arroz, Calasparra no puede permitirse ni por un momento que se dude de su arraigo y defensa del toro. Perdón: del TORO. En este mundo, tan lleno de egos y prodigios heredados, olvidamos muchas veces hacer prevalecer la idoneidad de un espectáculo íntegro sobre la vanidad de algunas figuras del toreo, y eso ha provocado la desconexión de muchos aficionados y –por consiguiente— el lento resurgir de nuevas generaciones medianamente ilustradas.

Es una realidad que la imagen de la fiesta de los toros lejos de los aledaños de las plazas de toros es grotesca; casi de vergüenza. ¿Lo dejamos en tristísima? El empeño de la Fundación del Toro de Lidia por triunfar sobre el planteamiento estratégico que ahoga a la Tauromaquia tampoco servirá de nada si el poder de las figuras del toreo sigue contrayendo tanto esfuerzo por mantener viva la idiosincrasia de plazas de toros como la de La Caverina.

- ¡Oiga! ¡Pues que no los contraten!

Quizás esa sea la única solución. Los tirones en la taquilla ya no son los de antaño y sus desmesurados honorarios hacen inviable la organización de corridas de toros en muchas plazas de tercera e incluso de segunda categoría.

A riesgo de que siempre habrá alguien que recupere aquello de “sois más papista que el Papa”, tenemos que sondear esta trama lejos de fanfarrias y folclores cortesanos.

Por ello, la Asociación Taurina ‘El Quite de Calasparra’ ha querido mostrar su malestar ante lo vivido el pasado día 30 de julio en el coso de La Caverina y, a través de un comunicado, ha denunciado a lo largo de 8 puntos aquellos aspectos que creían oportunos remarcar para seguir defendiendo el espectáculo y las emociones de la Tauromaquia.

El comunicado, que comienza con la queja sobre el cambio de la ganadería de Torrehandilla-Torreherberos por la de Herederos Gregorio Garzón Valdenebro a tan solo 48 horas del inicio del festejo, se centra ante todo en que “la presentación del ganado no fue la adecuada para la plaza de toros de Calasparra, destacando negativamente el primer y segundo toro de la lidia a pie”.

Ante esta tesitura, la entidad llega a afirmar que “Cayetano Rivera fue presuntamente el responsable del cambio de ganadería y la elección de los toros, para la pésima actuación que tuvo en la corrida anteriormente mencionada”, y culmina sobre este tema: “Rechazamos la contratación de las actuales llamadas figuras del toreo que degradan la tauromaquia en toda su esencia”.

Además, la asociación que preside Enrique Pérez defiende que “la idiosincrasia de la afición de Calasparra busca otro tipo de fiesta, aquella en la que impere la emoción, la integridad del toro, de ganaderías encastadas y un toro con un trapío digno”.

Por último, se refirman en su apoyo “a una empresa solvente como Chipé Producciones” y le hacen un llamamiento para que “el próximo año prescinda de las figuras del toreo y contrate a toreros que dignifiquen la fiesta de los toros y den la cara en todas las plazas”. Del mismo modo, la Asociación Taurina ‘El Quite de Calasparra’ destaca “notablemente la actuación del rejoneador de Diego Ventura y el matador de toros local Filiberto”.

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar