La dura temporada de Rafaelillo

Profesionalmente no ha sido un buen año para Rafaelillo. Murcia no puede permitirse perder a un torero de la raza y la fe de Rafael
Jesús Cano Melgarejo

Profesionalmente no ha sido un buen año para Rafaelillo. El grave percance sufrido a finales del mes de julio en la plaza de toros de Valencia y el ‘abandono’ intencionado de sus mentores han dejado al torero murciano en una situación muy delicada. Víctima del sistema, Rafaelillo tampoco ha tenido suerte en los sorteos.

Su paso por la Feria de San Isidro en Madrid, dos tardes, apenas tuvo repercusión entre la afición madrileña. Pamplona fue un calco de Madrid. Solo Cieza, Santisteban del Puerto y Murcia, donde volvió a torear tras tres años ausente, vieron triunfar a Rafaelillo. Salvo un milagro, el diestro del Barrio del Carmen tiene por delante un enturbiado panorama que deberá aclarar durante el duro invierno que se avecina.

Murcia no puede permitirse perder a un torero de la raza y la fe de Rafael. Murcia, su Murcia, no supo apostar por él como quizás merecía. Su momento cumbre pasó inadvertido por la capital y esta circunstancia, tarde o temprano, pasa factura. Aún sonrojados por la reciente injusticia de la despedida de Talavante, se antoja muy difícil una reestructuración de su carrera. Funcionar al margen del sistema, como ya han visto, hoy es imposible. Mucha suerte.

En Opinión

Comentarios:

#1 Juan Rubio Barceló jurubar@hotmail.com: Está bien explicado la situación actual sobre RAFAELILLO, a veces, lo que es necesario y también merecido, suele caer en el olvido.- Yo anciano con 93 años y aficionado desde 1.930 que mi padre me llevaba de la mano a ver corridas de toros, siempre seguí la afición y rafaelillo valiente es un profesional de primera con máS DE 50 CORRIDAS DE MIURA Y OTRAS MUCHAS EN 22 AÑOS DE ALTERNATIVA.- DEFIENDAN LA TAUROMAQUIA!!!, QUE ES ESPAÑOLA PARA EL MUNDO.- ¡Gracias! Saludos.-

El 09-11-2018

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar