Pascual Mellinas: “Hoy el toreo está al máximo nivel en todo y se roza la perfección”

El torero de plata Pascual Mellinas fue el invitado del Martes Taurino celebrado en el Real Club Taurino de Murcia en la noche de ayer
Redacción

El torero de plata Pascual Mellinas protagonizó una tertulia en la que, en un ambiente muy distendido, incidió en diversos aspectos de su labor como uno de los terceros de mayor prestigio del escalafón de plata en la actualidad.

Pascual reconoció que fue otro gran subalterno y gran tercero como es Domingo Navarro quien encaminó su carrera como tercero: “Yo quería ser lidiador y Domingo me decía que más vale ser un tercero de ferias que un lidiador de gaches. También me dijo que había que torear siempre para el matador y que se puede ser un gran profesional sin dejarse ver, que haciéndolo todo eficazmente se pueden acordar de ti. Le hice caso y hoy día puedo presumir de torear lo suficiente como para poder vivir de mi profesión”. En ese mismo sentido, Pascual aseguró que: “Las cosas hay que hacerlas bien hechas y con cierta torería, pero al final tu trabajas para el matador y las ovaciones son para él”.

En cuanto al estado actual de la Fiesta, el calasparreño afirmó que: “Hoy el toreo está al máximo nivel en todo y se roza la perfección en todo. Hoy se echa el toro más grande y más encastado que nunca y por eso me fastidia que se critique a ciertas ganaderías. Igualmente, el torero tiene que estar muy fuerte física y mentalmente porque la exigencia es máxima”.

Pascual Mellinas es uno de los hombres fijos en la cuadrilla de Rafaelillo: “Rafa no es figura del toreo por la espada. Está en una etapa de madurez extraordinaria y ahora está un poco apretado por todo lo que ha pasado la temporada pasada, y estoy convencido de que va a dar que hablar mucho este año”, aseguró el tercero, añadiendo que: “El circuito en el que está Rafaelillo está infravalorado, una oreja en ese circuito no puede valer lo mismo que dos en otro, con todos mis respetos. El gran problema del toreo hoy día es que es demasiado previsible”. Mellinas hizo hincapié en la gran familia que conforma la cuadrilla de Rafaelillo: “He tenido la suerte de ir con muy buenos profesionales, pero Jose –refiriéndose a José Mora- es de los que me ha hecho evolucionar y el que más me aprieta porque tiene la facilidad que tienen los elegidos. Somos una familia y tengo claro que cualquiera de nosotros nos dejaríamos la vida por el otro”.

En cuanto a su labor profesional, Pascual afirmó que: “Con las banderillas hay días que no lo ves claro y al día siguiente estás deseando volver a recuperar la confianza, y al final no terminas de disfrutar”, añadiendo: “La puntilla es muy desagradable, hay mucha presión, la gente ni se lo imagina. Recuerdo que le levanté un toro en Bilbao a El Juli al que le tenía cortada la oreja y se acercó a mí y me dijo: tranquilo no pasa nada, y sin embargo, otros toreros más necesitados en cuanto se echa el toro ya están: ¡vamos, vamos, no lo levantes!... Dentro de lo que cabe tengo fortuna muchas veces”.

Pascual Mellinas, que ha actuado en 2018 en torno a cincuenta tardes a las órdenes de toreros como Rafaelillo, Morenito de Aranda, Pepe Moral, Alberto Aguilar, Luis Bolívar, Sebastián Ritter, Ruiz Manuel o Diego Carretero, entre otros, también habló de su parada de cabestros, una afición en la que anda inmerso el de Calasparra desde hace unos años: “Los cabestros son el comienzo de un sueño, es la primera piedra. Mi sueño es tener mi pequeña ganadería a mi manera y tener 25 o 30 vacas para poder echar un toro con los amigos o lidiar una novillada, y a mis 44 años, me tiene ilusionado”, afirmó.

En Noticias

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar