Emilio Serna: “Perú ha rescatado al torero y me ha mantenido vivo”


El matador de toros Emilio Serna fue el protagonista del último Martes Taurino del mes de enero celebrado en la noche de ayer en el Real Club Taurino de Murcia
Redacción

El matador de toros Emilio Serna, que tiene previsto permanecer en España hasta mayo, aseguró que se trata de un periodo para disfrutar de los amigos, de la familia, de su hija Triana –que acompañó al diestro junto a su pareja Lula- y poder sumar alguna corrida en territorio europeo. El de Las Torres de Cotillas, que acaba de estrenar apoderamiento, afirmó que: “Tenemos la mente puesta en la temporada peruana, en confirmar en Madrid y en algunas plazas francesas”.

Emilio ha estado ocho temporadas sin torear en Europa y sumando cada año entre 30 y 35 festejos en Perú y algunas plazas de Venezuela y Colombia, consiguiendo triunfos en plazas de la importancia de Lima, Cali o Maracaibo. “Me encuentro en un momento personal y profesional de mi vida muy importante por la dimensión que estoy dando. La regularidad no es fruto de la casualidad”, aseguró el murciano para quien Perú ha significado todo: “Perú ha rescatado al torero, me ha mantenido vivo taurinamente y me ha permitido vivir de mi profesión con dignidad. Es un país maravilloso que te enseña unos valores de la vida únicos. Lo que he vivido allí ha sido maravilloso por el respeto y el trato de la gente”, afirmó el diestro para quien lo más complicado en Perú es mantenerse cuando no eres novedad. “En los sitios donde te han visto triunfar pierdes el interés, lo que quieren son novedades y es muy complicado mantenerse una vez que no eres esa novedad”.

Emilio Serna compartió con los presentes gran cantidad de anécdotas vividas en Perú. “Recuerdo una corrida en Macusani, que está a 4500 metros de altitud, y te quedas sin facultades. Hay que racionar el esfuerzo porque el toro, si no es de esa zona, lo llevan dos meses antes para que se aclimate”, explicó, “En Rosaspatas no hay barrera, son las personas las que delimitan el ruedo y se viven allí auténticas tragedias. Son culturas y ellos lo viven así”. Igualmente, Emilio contó: “En Siguas viajábamos en autobús, nos atracaron por el camino y nos quitaron la ropa de torear y absolutamente todo”. A pesar de todas estas circunstancias, el diestro murciano lo valora positivamente: “Todo eso curte y sirve para saber valorar, ser agradecido y ser mejor persona”.

Emilio Serna contó lo que ha supuesto en Perú el fenómeno Roca Rey: “Cuando torea Roca Rey es igual que cuando juega la Selección Española aquí. La gente se junta en los bares para verle torear por televisión. Hacía falta un torero de esa magnitud para volver a llevar gente a las plazas. En la plaza de Acho de Lima hacía más de veinte años que no se ponía el no hay billetes y con Roca Rey se ha vuelto a poner”.

En cuanto al toro en Perú, Emilio explicó que no existe el guarismo y “te puedes encontrar con un eral o con un toro con ocho años”, que las ganaderías peruanas en su mayoría proceden de sangre española y que el encaste predominante es el Parladé vía Domecq: “Es un toro que está preparado para las alturas y es mucho más áspero que en España, aunque yo intento cada vez torear más despacio y ralentizar cada vez más las embestidas”.

En Noticias

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar