El editorial de Antonio José Candel en esRadio


Victorino expuso la realidad tal y como hoy la presenciamos, haciendo comprender de manera sobresaliente a los dictadorzuelos de pelaje morado cual es la relación del hombre con su entorno
Antonio José Candel

Brillante, colosal... pero sobre todo: necesaria. Así fue la intervención del ganadero y presidente de la Fundación del Toro de Lidia Victorino Martín en la Comisión de Cultura del Senado donde protagonizó la pasada semana la defensa más clara y cabal que nunca se había resuelto a favor de la Tauromaquia.

Y digo necesaria porque allí mismo, en la Cámara Alta, Victorino pidió abandonar el simplista y por momentos folclórico debate de “toros sí - toros no”, para profundizar en la esencia real del debate. Fue entonces cuando pudimos escuchar a un Victorino que sin titubeos expuso la realidad tal y como hoy la presenciamos, haciendo comprender de manera sobresaliente a los dictadorzuelos de pelaje morado cual es la relación del hombre con su entorno.

Fue un discurso que fue mas allá de los razonamientos democráticos que siempre avalarán una cultura como es la Cultura del Toro. Victorino nos brindó un discurso moral, intelectualmente impecable, con el que desarticuló al animalismo como una de las ideologías más peligrosas para la sociedad civil. Y así de claro lo expuso: «El animalismo supondría una hecatombe cultural, económica y ecológica».

Enhorabuena a toda la plataforma por tan pulcro trabajo.

Con esta intervención en la Comisión de Cultura del Senado de Victorino debemos de ratificar una vez más la importancia de la Fundación del Toro de Lidia. Es necesario que nos ilusionemos con este proyecto social que ha arrancado durante el nuevo año las únicas ilusiones para la Tauromaquia en todo el invierno.

Y para ilusión, el resultado de la novillada celebrada el domingo en San Javier y en la que Ramón Serrano consiguió pasear cuatro orejas. Una temporada prometedora la que se levanta ahora para el joven novillero que –sin duda– está dispuesto a hacer buena la apuesta por su carrera del empresario murciano Ángel Bernal. De momento quédense con ese dato: una novillada colgando el cartel de ‘No hay billetes’. Desde luego que sí. Desde luego que sí se puede...

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar