Paco Ureña: tras la tormenta volvió a brillar el sol


Paco Ureña volvió a enfundarse el traje de luces en Valencia, seis meses después de perder su ojo izquierdo en la plaza de toros de Albacete, para seguir superando pruebas hasta llegar a ser figura del toreo
Jesús Cano Melgarejo

Hay personas con un alto nivel de superación en la vida que les hacen ser diferentes a los demás. Ejercer la profesión de torero conlleva consigo un riesgo adicional que a veces supera los límites naturales del ser humano. Superar en silencio un gravísimo percance y volver a los ruedos como si nada hubiese pasado les convierten en héroes reales. Paco Ureña volvió a enfundarse el traje de luces en Valencia, seis meses después de perder su ojo izquierdo en la plaza de toros de Albacete, para seguir superando pruebas hasta llegar a ser figura del toreo.

Ayer domingo consiguió abrir la Puerta de los Cónsules de Nimes tras cortar tres orejas. Paso a paso, sin regalos de por medio, Ureña se ha convertido en el torero más importante que actualmente tiene la Región de Murcia. El lorquino está acartelado en casi todos las ferias importantes de España. El público de Madrid lo espera ansioso después de pasar por la feria de San Isidro en dos ocasiones y cortar dos orejas. Atrás quedó la tormenta ahora es tiempo de aprovechar el sol veraniego.

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar