José María Trigueros, Puerta Grande en Alicante


Trigueros paseó las dos orejas del segundo novillo de la tarde, un ejemplar de El Parralejo muy manejable en las telas.
Charo Ríos Yepes

El alumno de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia, José María Trigueros, dejó ayer viernes la impronta de novillero maduro en la plaza de toros de Alicante. Trigueros paseó las dos orejas del segundo novillo de la tarde, un ejemplar de El Parralejo muy manejable en las telas. Nuevo toque de atención del joven espada que paso a paso está alcanzando los objetivos marcados por sus profesores.

En Noticias

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar