La ambición de José Cabrera se impone en el último festejo de Blanca


El legendario hierro de Saltillo cerró ayer la Feria Taurina de Blanca 2019. En el cartel: el rejoneador Óscar Mota y lidiando pie el alicantino Alfredo Bernabeu y el almeriense José Cabrera
Jesús Cano Melgarejo / Foto: Sacris

José Cabrera quiere ser torero a corto plazo. El novillero almeriense dejó huella entre los aficionados más exigentes, exponiendo muchísimo ante un lote muy exigente de Saltillo. Su salida en hombros de la plaza junto al rejoneador Óscar Mota fue muy meritoria. Mató con mucha seguridad y acierto.

Alfredo Bernabéu no estuvo acertado con ninguno de sus dos novillos. Falto de recursos y desconfiado toreó a su lote. Falló en la suerte suprema en repetidas ocasiones, dejando un feo espadazo en su primer turno. Parte del público protestó la actitud del diestro alicantino.

Óscar Mota ha crecido mucho profesionalmente. El rejoneador conquense aprovechó las arrancadas de su oponente para colocar las banderillas arriba. La faena fue subiendo de tono hasta alcanzar la máxima nota. Paseó las dos orejas y el rabo del astado de Montalvo.

Ficha del festejo:

Tercera y última novillada de la Feria de San Roque. Novillos de Saltillo, muy bien presentados y complicados en conjunto. En primer lugar se lidió un astado de Montalvo para rejones.

El rejoneador Óscar Mota: dos orejas y rabo.
Alfredo Bernabéu: silencio tras aviso en ambos.
José Cabrera: oreja y oreja.

Entrada: casi lleno.

En Noticias

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar