​​​​​​​La insuperable calidad humana de Paco Ureña


El lunes, en La Condomina, tuvo un emotivo detalle con Rafaelillo, otro grande de la Murcia taurina. Ureña puso al público en pie tras brindar el primero de su lote al torero del Barrio del Carmen
Jesús Cano Melgarejo

Es un hombre de gestos. Siempre lo ha sido. De pequeño le enseñaron en casa a ser una persona agradecida, sincera, honesta... Con estos principios se mueve por el mundo real Paco Ureña, el torero de las mil batallas.

El lunes, en La Condomina, tuvo un emotivo detalle con Rafaelillo, otro grande de la Murcia taurina. Ureña puso al público en pie tras brindar el primero de su lote al torero del Barrio del Carmen. La ovación a Rafaelillo fue rotunda, sincera y apasionada.

La calidad humana que Ureña siempre ha mostrado dentro y fuera de los ruedos lo han situado entre los toreros más apreciados por los aficionados. Que así siga siendo.

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar