La Feria Taurina del Arroz no sería rentable si el Ayuntamiento dejase de apoyarla económicamente


La viabilidad del ciclo de novilladas, que terminó de explotar gracias a la gestión de Pedro Pérez ‘Chicote’, puede estar en peligro si no se sigue una ruta de trabajo clara como la defendida por el empresario granadino durante los últimos años
Jesús Cano Melgarejo

La generosa aportación económica del Ayuntamiento de Calasparra a la Feria Taurina del Arroz se ha convertido en los últimos años en imprescindible. Si el Consistorio de la Ciudad Arrocera dejase de apoyar económicamente las cuentas del serial, esta arrojaría números rojos.

Hace años que asumimos que el negocio taurino descansa sobre arenas movedizas; que la inviabilidad económica de la fiesta es una realidad debido a los grandes costes que supone organizar una tarde de toros: cachés de los actuantes y sus acompañantes, las reses, la apertura de la plaza, impuestos, los salarios del personal de plaza, el canon de la propiedad… Todo esto hace imposible que se defienda el tinglado.

José Vélez (PSOE), alcalde de Calasparra y reconocido aficionado, ha manifestado públicamente en numerosas ocasiones su apoyo incondicional a Pedro Pérez ‘Chicote’, empresario del coso de La Caverina durante los últimos cinco años. Si nada cambia, el Ayuntamiento calasparreño tendrá que volver a apretarse los machos si quiere seguir apostando por Chicote como cabeza visible del proyecto taurino de Calasparra. Sin duda, lo merece.

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar