La vida sigue igual... o peor


Sólo los triunfos rotundos de Paco Ureña han dado alegrías a una afición al borde del abismo


Jesús Cano Melgarejo

2019 no ha sido un buen año para la tauromaquia murciana. Sólo los triunfos rotundos de Paco Ureña han dado alegrías a una afición al borde del abismo.

La feria taurina de Murcia tuvo un ligero repunte de público, mientras que los ciclos de Blanca y Calasparra se volvieron a salvar económicamente gracias a las ayudas que de manera incondicional aportaron los ayuntamientos de ambas localidades.

De vuelta a los toreros, Rafaelillo volvió a nacer en Pamplona el pasado día 14 de julio. El torero murciano continúa recuperándose de un percance gravísimo.

Antonio Puerta, David Fernández, José Manuel... siguen esperando el milagro. Difícil está aunque nada en la vida es imposible.

Las asociaciones taurinas siguen trabajando sin tregua mientras esperan las ayudas que el Gobierno Regional les ha prometido. Ojalá esta vez cumplan con el compromiso. Aunque la incertidumbre sigue creciendo alrededor del mundo del toro siempre quedará un hueco para la esperanza.

Mientras tanto la vida sigue igual... o peor. Ustedes dirán.


En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar