Sin ayudas es imposible


El Covid-19 ha dejado fuera de juego a cuántos han intentado organizar espectáculos taurinos en una Región donde los toros fueron declarados BIC
Jesús Cano Melgarejo

Los aficionados murcianos no verán toros en las plazas de la Región durante 2020, salvo un milagro gordo. Agosto, el mes más taurino del año, ha llegado vacío de festejos.

El Covid-19 ha dejado fuera de juego a cuántos han intentado organizar espectáculos taurinos en una Región donde los toros fueron declarados BIC (Bien de Interés Cultural).

Sin ayudas económicas que garanticen la viabilidad de los festejos es imposible poder tirar hacia adelante. Si el Gobierno Regional no destina una partida económica que pueda asegurar un futuro fiable y claro, la Fiesta saldrá muy tocada de esta crisis. Ahora es el momento de arrimar el hombro de verdad, de una vez por todas, sin falsas promesas que sólo aportan malestar y desconfianza.

En Opinión

Comentarios:

Todavía no hay cometarios, sea el primero en comentar...

* Campos obligatorios
Texto...
Utilizamos cookies para mejorar la navegación en el sitio. Más información Aceptar